© 2023 by Plant Nursery

medidas:

Bandeja interior de 50x50 cm

bandeja giratoria para orientarla al sol

Vidrio templado

Recubierto de metal para mayor duración a la interperie

 

valor: $200.000

Pedidos a

Contacto@ecoescuelavivencial.org

UNA INVITACIÓN A DISFRUTAR DE LOS BENEFICIOS DEL SOL EN SU COCINA

 

 

El horno solar es un artefacto que usa la energía solar para calentar y preparar alimentos de manera fácil, sencilla, cómoda y sin riesgos. Así aprovecha esta energía limpia, de libre distribución y ¡¡¡gratis!!!

Ventajas
- Portátil
- Fácil de usar
- No hay manipulación de combustibles ni electricidad
- Sin riesgos de inflamación
- Los alimentos preparados en el horno conservan mejor sus cualidades alimenticias y sabor, ya que no se contaminan con gases de combustión.
- No requiere de atención permanente mientras se cocina
- En caso de sobrepasar el tiempo de cocción, la comida no se quema
- El exponer los alimentos a la radiación solar permite que adquieran cualidades vitales dadas por el sol

Usos, Sirve para preparar:
- Pan
- Postres
- Queques
- Pizzas
- ¡¡¡Excelente para hacer conservas!!!
- Hervir agua
- Recalentar comidas
- Alimentos al vapor
- Mermeladas
- Y todo aquello que se cocina en un horno convencional

Características de funcionamiento:
- Para cocinar, el horno requiere de radiación solar directa. Vale decir, que sólo se puede ocupar en días soleados.
- Se necesita un lugar donde llegue la luz directa del sol.
- No es necesario estar siguiendo el sol a cada instante con el horno. Se le puede dejar en una orientación definitiva hacia el norte. Sin embargo, para un rendimiento óptimo, bastará con direccionarlo cada dos horas.
- Pueden colocarse recipientes de vidrio, metal o cerámica: Los de color negro absorben mejor el calor.
- La temperatura del horno puede alcanzar más de 200°C en días despejados (+/- 1000 W/m2 de radiación solar) y normalmente unos 150°C cuando se cocinan alimentos.

 

 

 

 

 

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA LA PREPARACIÓN DE ALIMENTOS Y OTROS USOS DEL HORNO

 

 

• Todas las recetas se hacen siempre con el horno previamente caliente, con el reflector de luz siempre dentro del horno.
• Las recetas están hechas en días totalmente soleados y teniendo el horno en su nivel máximo de temperatura, redireccionándolo cada 2 horas.
• Se aconseja mantener un paño de cocina colgando en el cordel detrás del horno para tomar ollas y mangos calientes sin quemarse.

Preparación de comidas dentro de frascos conserveros: Esto es muy apropiado para las legumbres y otros alimentos que necesiten usualmente tiempos de cocción muy largos. Es recomendable siempre dejar las legumbres remojando la noche anterior (puede ser dentro del mismo frasco). Para esto llene el frasco hasta 1/3 de su capacidad y el resto lo completa con agua. Al día siguiente le cambiamos el agua llenando el frasco hasta dejarlo a unos 3 cm del borde del mismo para que no se rebalse al hervir (mejor si llenamos con agua caliente).

El frasco conservero actúa también como olla a presión y al enfriarse queda la comida guardada al vacío, ayudando a la conservación por largo tiempo.

Salsa de tomates: Para pelar los tomates usamos el agua caliente que ya hemos dejado en el horno durante la mañana y que hacemos hervir. Los tomates se colocan dentro de esta agua caliente para que se puedan pelar más fácilmente. Se cortan luego en trocitos y se colocan en una olla o fuente ancha sin tapa. Es el momento de agregar los aliños que más nos gusten (ajo, laurel u otros). Luego de un tiempo de cocción, cuando ya están blandos con una cuchara de palo los aplastamos y dejamos hervir con la tapa del horno semi- abierta. Cuando ya ha espesado, la envasamos en frascos conserveros y le damos un último hervor dentro del horno. Luego lo abrimos para que enfríe y esperamos un poco que pierdan presión los frascos. Los tomamos con cuidado con un paño y los ponemos  sobre una bandeja de madera o metal protegida con un paño para después llevar a un lugar en que se enfríen y se puedan guardar al vacío.

Verduras Cocidas: Se pueden preparar algunas verduras sin pelar como es el caso de las papas y las betarragas. Se les coloca simplemente dentro del horno o mejor dentro de una fuente o plato para no ensuciar el enlozado. Al prepararse de este modo y sin agua, mantienen mucho más sabor, ya que se cuecen en su propio jugo. Se pueden sin embargo cocinar también al vapor con agua previamente calentada en el horno.

Tostado de Semillas: Para usar el horno como tostador de semillas las colocamos sin ninguna otra cosa más en el interior. Para que pierdan más humedad, debemos –luego de que se han calentado las semillas- dejar la tapa del horno levemente abierta usando un topoe con una ramita o palito de unos 4 mm de espesor. Este proceso tarda unas cuantas horas según la semilla. Muchas veces el olor nos avisa cuando está listo el tostado.

Huevos: Estos también se pueden preparar sin agua. Duros o “a la copa”. Este último dura cerca de 16 minutos. Para saber si se han cocido bien gírelos como un trompo. Si se cae sin girar sobre sus puntas es que todavía está crudo.

Pan: el horno debe estar previamente caliente y direccionado hacia el sol. Se pone un pan previamente leudado y se cocina en 1 hora uno o dos moldes; si se ponen más se demoran más. También se puede leudar dentro del horno, siempre teniendo el horno caliente, pero con el reflector no dándole directamente al horno. Pasados 20 o 30 minutos se  ubica el reflector hacia el sol.

Precocido de pizza: Esto dura unos 10 minutos. Luego se rellena y se pone a cocinar por unos minutos más hasta que se derrita el queso. Si le pone vegetales cocínelos antes.